MANTENIMIENTO DE TUS ELECTRODOMESTICOS: EL LAVAVAJILLAS

Hola a todos:

Hoy os vamos a ayudar a mantener en condiciones vuestro lavavajillas, y que con un poco de suerte, os ayude a alargar un poco más la vida de vuestro aparato.

El lavavajillas es uno de los aparatos a los que menos mimos damos, lo dejamos medio olvidado… y nos acordamos de él cuando se rompe y nos toca fregar a mano…

Tanto para el que cuida como el que no sabe como hacerlo… os damos, a continuación, unas pautas para mantenerlo lo mejor posible:

Empecemos por el interior:

El interior, aunque no lo parezca, se ensucia muchísimo… muchos de nosotros no enjuagamos lo platos antes de meterlos en el lavavajillas… es recomendable hacerlo, sino con agua, al menos con las mismas servilletas de papel que tiramos a la basura,.. lo importante es meter los platos en la cesta sin ningún tipo de residuo pegado a él. De ésta manera, evitaremos ensuciar de demasía el filtro… “EL FILTRO”… ese gran olvidado, pieza que la mayoría no sabemos ni donde está, ni si “eso” debemos tocarlo sin peligro de perder la garantía.. Pues sí,.. esa pieza debemos revisarla cada mes, sobre todo si no enjuagamos los platos… debemos sacarlo, enjuagarlo bajo el agua e intentar dejarlo lo más limpio posible para que pueda realizar su función lo mejor posible, que es “filtrar” el agua que sale, para evitar embozos…

Siguiendo con las piezas del interior, ahí encontramos el tapón del depósito de la sal. Cada vez que llenamos la sal, deberíamos limpiar los residuos que quedan en la rosca, para que no se vayan haciendo duros al cerrar la tapa, y evitar con el tiempo no poder cerrarla.

Continuemos con la puerta,…tened en cuenta que cuando ponemos los platos en la cesta, la puerta está abierta, y caen todos los restos, tanto líquidos como sólidos en ella, y si no la limpiamos antes de cerrarla, todos los restos caen en la rendija que hay entre la puerta y la cuba,…ahí se acumula lo que no está escrito… por eso es importante mantener la puerta limpia, y con ella, la goma que hay en esa rendija y alrededor de toda la puerta. Si no lo habéis hecho nunca, hacedme caso,…dadle con un pañito y sorprenderos de lo que podéis sacar de ahí…

Otra parte importante son las aspas… tienen una rosca en el centro, que se gira media vuelta y podemos sacarlas para poder limpiarlas. Intentad sacar los restos que puedan haber de la mejor manera posible… y los agujeros los podéis limpiar con un palillo o unas pinzas, siempre y cuando estén embozados. Recordad que no debéis tocar ninguna parte del lavavajillas que no estéis seguros de como funciona para abrirlo o manipularlo cuando está aún en garantía, puesto que la mala manipulación del aparato o alguna de sus partes, no entra en la garantía.

También os recomendamos poner de vez en cuando un limpiamáquinas. Os mantiene limpio el interior y os elimina restos de cal o otros que puedan quedar. Los venden en cualquier supermercado. Podéis buscar y elegir el que más os convenza.

Y sólo nos queda el exterior, ahí ya cada uno puede utilizar el producto que más le guste también. Si no está muy sucio, con un paño suele quedar bien, ya que el exterior, por norma general, suele tener polvo nada más. Puede coger algo de grasa al estar en la cocina, al igual que el resto de los muebles de la cocina… pero con cualquier quitagrasas y/o limpiador, suele irse y quedar impecable.

Como siempre, os recomendamos que si no sabéis manipular el aparato, lo mejor es que llaméis a un técnico especializado y evitáis problemas.

Esperamos que os sirva de ayuda este post.

Os esperamos en el próximo.

 

 

 

 

Deja un comentario